Josep Viadiu i Farell abrió una tienda de alimentación en Barcelona en 1898 donde vendía además de productos de alimentación en general, miel a granel que cosechaba él mismo en su pueblo natal llamado Mura, situado en plenas montañas centrales de Cataluña.

Debido a lo bien que se vendía la miel, decidió dedicarse más a ello y envasar la miel en la trastienda para venderla además de en su tienda a otras tiendas de Barcelona. También tuvo éxito y fue cuando en 1908 decidió montar en un almacén, una pequeña industria artesanal de miel, y buscó representantes en toda España para que vendieran su miel. Registró la marca Viadiu en 1912. Después su hijo, Jaume Viadiu, le reemplazó en el negocio. Todo iba correctamente hasta que la Guerra civil Española (1936-1940) dejó al país desolado y en la miseria. Ya no existía nada de lo que Josep Viadiu había construido, ni tienda, ni industria, ni miel. Después de duros tiempos como prisionero en un campo de concentración, Jaume Viadiu abrió otra vez la tienda de la Calle Comtal de Barcelona y reemprendió la fabricación de miel. Josep Viadiu falleció en 1950. Su hija, Monserrat Viadiu, continuó en la fabricación de miel, polen, jalea real y otros productos, siguiendo el mismo método artesanal que su abuelo. Hoy en día dirige la empresa August Viadiu, cuarta generación de la familia. Actualmente Miel Viadiu sólo distribuye sus productos en las mejores tiendas del territorio Español y la Comunidad Europea, y es una de las marcas con mayor prestigio para los "gourmets" de la miel y los amantes de los productos apícolas.


UNA HISTORIA MUY DULCE
HISTORIA DE MIEL VIADIU
-----------------------------------  p r e s e n t a c i ó n